Cargador
 

Con faros LED y consola digital llega la streetfighter TNT 302S de Benelli

Con faros LED y consola digital llega la streetfighter TNT 302S de Benelli

Erigiéndose como el próximo reemplazo de la TNT 300, Benelli presenta ahora la TNT 302S. Un streetfighter que trae nuevas características junto con nuevos esquemas de pintura.

Un nuevo faro LED y una consola de instrumentos completamente digital encabezan la actualización de esta TNT 302S, aunque mantiene la cosmética y mecánicamente del TNT 300.

300cc con motor bicilíndrico

La TNT 302S viene con un bicilíndrico en línea de muy buen nivel gracias, con un cambio bien escalonado y capacidad de estirar hasta lo más alta del cuentavueltas, donde consigue un útil potencia hasta el corte de encendido en cada marcha.

Estos 300cc en máquina, están alimentados por un motor gemelo paralelo y refrigerado que produce 38.06PS y 25.6Nm de torsión; al tiempo que el mecanismos ha pasado hacia adelante, desde el marco del enrejado hasta la horquilla delantera invertida, así como el monoshock trasero.

Equipo ganador no se cambia

Por eso la TNT 302S cuenta con una acertada ergonomía que incluye una equilibrada posición de los mandos, con manos altas, además de una reducida altura del asiento al suelo. 

Estas características dan una absoluta confianza, así las maniobras, junto con el generoso giro  de dirección, hacen, en la mayoría de los casos, una muy sencilla ejecución.

Cuando conduces una TNT 302S por la ciudad  esta destaca lo bien que permite salir de cada semáforo, con una primera muy corta y una segunda que lleva a meter enseguida la tercera. Esta última funciona como “monomarcha” cuando conduces en un tráfico fluido, porque no va ni rápido ni lento.

La 302S cuenta con frenos de discos gemelos de 260 mm en la parte delantera y un disco de 240 mm en la parte trasera, amén de sus llantas de 17 pulgadas.

No hay duda que, por su llamativa y atrevida estética, su excelente bicilíndrico y, muy importante, la excelente relación precio-valor, la Benelli TNT 302S está lista para conquistar corazones.